El gobierno de Finlandia evalúa la idea de implementar a corto plazo un proyecto, con el que se establecería el pago de un salario básico a todos sus habitantes sin importar la situación laboral en la que se encuentre.

Hasta el momento se desconoce la cantidad que se pagaría y el procedimiento para conseguirlo, sin embargo, el anuncio ha causado interés en todo el país.

Juha Sipila, primer ministro del país fue quién formuló el primer planteamiento. El funcionario asegura que este pago simplificará el sistema de seguridad social.

Según información de la cadena británica “BBC”, en Finlandia, el desempleo abarca 10% de la gente preparada para laborar, lo que significa unas 280 mil personas.

Este tipo de medidas se han implementado en otras partes de Europa. La más reciente será Utrecht, Holanda, que comenzará con un pagó mínimo a la población a partir de septiembre.