Al exmandatario uruguayo José Mujica se le conocía por su austeridad y su Volkswagen Fusca modelo 87.

Ahora su sucesor, Tabaré Vázquez, no se queda atrás y sigue los pasos del "Presidente más pobre del mundo". Después de tomar posesión, Tabaré hizo su primer recorrido oficial como Presidente de Uruguay a bordo de una camioneta Fordson de 1951, totalmente restaurada. Ese vehículo fue el primer vehículo que se compró cuando se recibió de médico, después de vender su moto Vespa.

La camioneta tiene la cruz de médico al lado de la placa y la usaba para  repartir mercancía del negocio familiar.

Según el sitio elobservador.com.uy, el auto fue restaurado por un grupo de amigos del actual mandatario que la compraron sabiendo que Vázquez la había buscado por años. Al hacerle las modificaciones y cambiarle diversas refacciones decidieron regalársela en su cumpleaños número 75, el cual festejó en enero pasado.