Adou, el niño de ocho años quien viajó dentro de una maleta desde Costa de Marfil hasta la isla de Ceuta, se quedará en España de forma legal.

Antonia Palomo, directora del Área de Menores de la Ciudad Autónoma de Ceuta, le notificó a los padres del pequeño que recibiría ayuda del departamento para legalizar al niño y que en 20 o 30 días él residiría con ellos en España.

La familia del menor, que a principios de mayo protagonizó un episodio de otra de las caras de la inmigración ilegal con destino a Europa, también agradeció el buen trato brindado por el departamento.

El proceso de investigación continúa a la espera de los resultado de la prueba de ADN que se le tomó a Lucie Ouattara, madre de Adou para comprobar su parentesco.

Por otra parte, Juan Isidro Fernández, el abogado de la familia ha solicitado la libertad de Alí Ouattara padre de Adou, quien confeso ante una audiencia en Ceuta, que no estaba enterado de la manera en que transportarían a su hijo, informó el periódico español “El Mundo”.