El ejército libanés anunció este viernes haber detenido a un comandante local del grupo Estado Islámico (EI) y a otros diez miembros de la organización yihadista durante un asalto en la región de Aarsal (noreste), en la frontera con Siria, al amanecer.

Fuerzas especiales y unidades del ejército "se enfrentaron a combatientes [del EI] en su cuartel general y consiguieron capturar a once de ellos, incluido el peligroso terrorista y emir del EI en Aarsal, Ahmed Yusef Amun", indicó el ejército en un comunicado.

El presunto responsable del EI en Aarsal resultó gravemente herido en la operación, según el comunicado, y una fuente médica indicó a la AFP que había sido hospitalizado en Beirut.

Según el ejército, Ahmed Yusef Amun presuntamente está implicado en la preparación de vehículos bomba utilizados en varios ataques en Líbano, sobre todo en la periferia de la capital, bastión del poderoso movimiento chiita Hezbolá.

El ejército también acusó a Amun de haber participado en ataques contra el ejército en agosto de 2014, cuando las fuerzas de seguridad libanesas se enfrentaron a los yihadistas del EI y Al Qaida, que ocuparon brevemente Aarsal.

Al replegarse hacia Siria, los yihadistas secuestraron a 30 soldados y policías, cinco de los cuales fueron ejecutados.

Al año siguiente, el Frente Al Nusra, en aquel momento rama siria de Al Qaida, liberó a 16 miembros de las fuerzas de seguridad, aunque el EI sigue manteniendo cautivos a otros nueve.