La organización yihadista Estado Islámico (EI) podría proclamar el año próximo una "provincia" en el sureste asiático, basada en Filipinas, para compensar las pérdidas en Irak y Siria, avisó este miércoles un experto en terrorismo.

"Hay una creciente probabilidad de que el Estado Islámico (EI) declare una provincia en 2017 en el sureste asiático", región donde grupos de militantes juraron lealtad al EI, declaró a la AFP Otso Iho, experto del centro internacional de análisis del terrorismo Jane (JTIC).

La "provincia" del EI se ubicaría "probablemente" en la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, agregó.

Múltiples grupos islamistas armados que juraron lealtad al EI están presentes allí, como el grupo yihadista Abu Sayaf.

Mindanao es "el principal lugar de la región en el que los grupos militantes rebeldes siguen siendo capaces de operar con una cierta libertad, de tener campos de entrenamiento y de llevar a cabo ataques con frecuencia", destacó Iho.

"Este nivel de anarquía, junto con la dificultad [que tienen] las fuerzas de seguridad y las instituciones públicas para controlar este espacio, hacen de ese lugar el más probable" para una "provincia" del EI, estimó el analista.

"Es difícil prever en qué momento se producirá esta declaración, pero si se produce, será probablemente para compensar ciertas pérdidas importantes del grupo, como la pérdida total de Mosul o la ofensiva contra Raqa en Siria", agregó.

Las tropas iraquíes cortaron este miércoles la última vía de abastecimiento de los yihadistas del EI entre Mosul y Siria, cerrando el cerco en torno a la segunda ciudad de Irak, que el grupo había conquistado en junio de 2014.

En Siria, el EI quiso hacer de Raqa, la primera gran ciudad que tomó, una "ciudad modelo" del "califato" autoproclamado en los territorios conquistados en Siria e Irak.