Este jueves se realizó nuevamente el desfile del Día de Acción de Gracias de la cadena de tiendas Macy's el cual fue observado por miles de personas que se congregaron en ambos lados de ciertas calles de Nueva York.

Figuras inflables gigantes, una de ellas con la forma de Charlie Brown, fueron parte de la edición 90 de este desfile, junto con 1.000 payasos y una decena de bandas marchantes.

Desfile de Macy's 2016

AFP

Foto:

El globo de Charlie Brown fue uno de los tres nuevos personajes inflables gigantes del desfile de este año. Otros globos gigantes incluyeron a Thomas la Locomotora, Hello Kitty y Bob Esponja. El acontecimiento popular atrae cada año a millones de espectadores mientras recorre las calles de Manhattan antes de acabar en la tienda insignia de Macy's en la calle 34.

Entre las celebridades presentes estuvieron Tony Bennett, Aloe Blacc, Sarah McLachlan y las medallistas de oro olímpico Laurie Hernández, Claressa Shields y Michelle Carter.

Desfile de Macy's 2016

AFP

Foto:

Annie Quinn viajó más de tres horas desde Albany para presenciar el desfile con su prima y dos hermanas — las tres vestidas con disfraces de pavo — y consiguió buenos asientos junto a la ruta.

"Estuvimos sentadas durante horas, pero valió la pena", dijo. "Fue el mejor desfile que he visto en mucho tiempo".

Desfile de Macy's 2016

AFP

Foto:

Sin embargo, en medio de la diversión y los vítores, hubo un aire de incertidumbre sobre la posibilidad de un ataque extremista, luego de un mensaje reciente en una revista en inglés del grupo Estado Islámico que dijo que el desfile sería "un blanco excelente". No obstante, el desfile transcurrió sin incidentes.

Más de 80 camiones de basura llenos de arena fueron estacionados en intersecciones y otros sitios como barrera contra posibles ataques. La policía dijo que los camiones, que han sido usados previamente, tendrían un papel mayor en este desfile, luego del ataque con un camión este año en Niza, Francia, que mató a más de 80 personas.

Desfile de Macy's 2016

AFP

Foto:

También había una presencia policial fuerte, con la ayuda de perros especializados en la detección de bombas, armas de asalto y detectores portátiles de radiación. Había agentes vestidos de civil entre la multitud.

Las autoridades dijeron que no había confirmación de alguna amenaza creíble e instaron a los espectadores a disfrutar del desfile.

Alguien que no estaba en la ciudad de Nueva York es el presidente electo Donald Trump, quien se pasa estos días festivos en su casa en Palm Beach, Florida.