Cualquier fanático de la paleontología aseguraría que no existe el brontosaurio, pero un estudio publicado el martes en PeerJ pretende cambiar eso.

Un poco de historia para contextualizar. A finales del siglo XIX, el paleontólogo estadounidense Othniel Charles Marsh descubrió dos dinosaurios de cuello largo al mismo tiempo. El primero lo llamó Apatosaurus Ajax y al segundo Brontosaurus Excelsus.

Tras la muerte de Marsh, en 1899, varios científicos concordaron que el brosntasurio no existía y era más bien una variación del apatosauro: Excelsus y Ajax. Así, en 1903 el brontosaurio pasó a ser un fantasma.

Pero el equipo de científicos de PeerJ consiguió nuevos hallazgos de fósiles que sugieren que la información que dio el paleontólogo Marsh es correcta.

Los investigadores afirman que en realidad hay bastantes diferencias entre Apatosaurus Excelsus y Apatosaurus Ajax como para clasificarlos dentro de la misma especie. Esto significaría el renacimiento del brontosaurio.