El abatido estudiante somalí que el lunes hirió a 11 personas en Ohio no tenía "vínculos directos" con grupos terroristas pero se "inspiró" en un responsable de Al Qaeda y en el grupo yihadista Estado Islámico, informaron las autoridades estadounidenses este miércoles.

Si bien Abdul Razak Ali Artan mostró su apoyo a los islamistas radicales en su página de Facebook, "por ahora no encontramos vínculos directos con ninguna organización terrorista", dijo el secretario de Seguridad Interior, Jeh Johnson.

El estudiante tampoco se habría comunicado directamente con estas organizaciones. "Nuestras informaciones nos hacen pensar que es el acto de alguien que se autorradicalizó", explicó.

Artan se "inspiró en (el exreclutador de Al Qaeda) Anwar al-Awlaki y en el Estado Islámico", dijo por su lado la representante del FBI Angela Byers durante una conferencia de prensa en Ohio.

El lunes, Abdul Razak Ali Artan atropelló con un auto y atacó con una cuchilla a 11 personas en la Universidad Estatal de Ohio (OSU), en la ciudad de Columbus, tras lo cual fue ultimado de un tiro por la policía.

El presidente electo Donald Trump opinó este miércoles en Twitter que el autor del ataque, un "refugiado somalí", "nunca debería haber estado en nuestro país".

Las autoridades no calificaron este ataque de "terrorista" pero, el martes, la agencia de propaganda Amaq del grupo Estado Islámico dijo que el atacante era un "soldado" del movimiento yihadista.

"Realizó la operación en respuesta al llamado de atacar a ciudadanos de los países que forman parte de la coalición internacional" que combate al EI, dijo Amaq citando una fuente de la agrupación.

Ohio reúne la segunda comunidad somalí más grande de Estados Unidos, con 38.000 miembros sólo en Columbus. La supera Minnesota, donde uno de sus miembros acuchilló a 10 personas en un centro comercial en septiembre pasado.