Renunciar a la ciudadanía estadounidense cuesta cuatro veces más que en el pasado, reseñó CNN.

Según ese medio, el costo del proceso es de dos mil 350 dólares, cuatro veces más caro. Asimismo, se dijo que el pasado año tres mil personas renunciaron a su ciudadanía estadounidense ya que viven en el extranjero y desean evitar la norma que les obliga a pagar impuestos.

Un total de 6.7 millones de expatriados deben llevar cada año un formulario para declarar sus impuestos mientras viven en el extranjero.

El pasado año tres mil personas renunciaron a su ciudadanía estadounidense.

En la galería de arriba encontrarán más datos sobre el proceso. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.