La nueva estrategia del gobierno de Ecuador para reducir los embarazos en adolescente es: "Pospongan sus relaciones sexuales".

Este es el objetivo del Plan Nacional de Fortalecimiento de la Familia, presentado el pasado 28 de febrero para reemplazar a la anterior Estrategia Nacional de Planificación Familiar y Prevención del Embarazo Adolescente (ENIPLA), cuya principal iniciativa era la distribución gratuita de métodos anticonceptivos  entre los jóvenes.

Según afirmó Mónica Hernández, médica que forma parte del gobierno de presidente ecuatoriano Rafael Correa, el mandatario consideró necesario reorganizar la estrategia del Estado ya que el antiguo programa "incitaba al hedonismo".

La doctora Hernández decidirá los contenidos de enseñarán en los colegios. También afirmó que las relaciones precoces "entrañan un peligro para el futuro proyecto de vida de los menores".

Hernández propone crear núcleos o comités de padres para darles consejos e información para que sigan apoyando el programa más allá de solo intervenir en la capacitación de sus hijos.

Por su parte, Virginia Gómez de la Torre, del Frente de Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos, declaró que el fin del ENIPLA no fue por criterios técnicos sino por la opinión del presidente.

Del antiguo plan hoy solo quedan los dispensadores de preservativos vacíos en los centros de salud y la desaparición de la línea de información gratuita “Habla serio, sexualidad sin mesterios”, según informes del periódico español El País.