El virus de Ébola está mutando. Esto significa que un nuevo brote de la enfermedad podría resultar más grave.

Al parecer la nueva especie del virus se originó cerca del territorio de Guéckédou, un poblado cerca de la región de Guinea, África.

Esta información se obtuvo gracias al estudio de virus aislados de pacientes infectados del año pasado que fueron realizados por Etienne Simon-Loriere, del nstituto Pasteur. La investigación se realizó en colaboración con científicos de Conakry, el Instituto Broad y la Universidad de Harvard.

Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS), informó que el brote más fuerte del virus causó al menos once mil muertes.

Aunque las instituciones han luchado por erradicarlo, el virus continua evolucionando y ha contaminado el ambiente de las cercanías de Guinea, Malí y algunos distritos de la Sierra Leona.

De todos modos, los investigadores señalaron que el nuevo virus podría no ser más contagioso que el anterior, ni más mortal, pero si podría afectar a zonas más urbanizadas, informó el periódico español “El País”.