En Sierra Leona, trabajadores sanitarios decidieron dejar en la calle los cadáveres de fallecidos por el virus de Ébola. Esto, como parte de la huelga levantada hace unos días porque no han recibido un salario durante dos meses.

Esta manifestación se realizó en las puertas del Hospital Kenema, en el centro de Sierra Leona. De acuerdo a testigos, tres cadáveres fueron puestos en la puerta principal del hospital, mientras que aproximadamente 15 han sido encontrados en las calles, según información del diario The Guardian.

Sierra Leona es el segundo país más afectado por el mortal virus, el cual se contagia al entrar en contacto con los fluidos de alguien que esté infectado o haya muerto por Ébola.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, de los 15 mil 351 casos de Ébola alrededor del mundo, Sierra Leona ha aportado seis mil 190. Por otro lado, ha registrado mil 267 muertes, siendo rebasado por Liberia con dos mil 963 fallecimientos.