Kevin O'Connor, uno de los propietarios de Memories Pizza, el local que desató la controversia esta semana al indicar que no dará servicio matrimonios de parejas del mismo sexo recibirá más de 800 mil dólares, esto como parte de una campaña que se llevó a cabo en apoyo al comerciante.

"La libertad religiosa está bajo asalto en Indiana y nunca ha sido más claro que con la familia O'Connor.

Cuando le preguntó la prensa local la pregunta hipotética de si prefieren atender atender una boda gay, el propietario dijo que no citando sus propias creencias religiosas como la razón", reza la descripción del pedido de ayuda en la página de Go Fund Me.

De igual forma, se indicó que la familia no ha podido abrir el local debido a las múltiples amenazas que han recibido por sus comentarios sobre el servicio a las bodas de parejas del mismo sexo. La iniciativa de Lawrence Jones en Go Fund Me era recaudar 25 mil dólares, la colecta se cerró cuando el monto ascendió a los 842 mil 592 dólares.

El medio local ABC 57 publicó esta semana que la familia O´Connor, propietarios de Memories Pizza, se mostraron a favor de la Ley de Restauración de Libertad Religiosa , que permite a empresas y grupos a expresar su creencia religiosa en la forma en que hacen negocio.

"Si una pareja gay entra y nos pide ofrecer pizzas para su boda, tendríamos que decir que no", sostuvo Crystal O'Connor a dicho medio.

"No vamos a discriminar a nadie, eso es sólo nuestra creencia y nadie tiene el derecho de creer en nada", añadió.