P&R
"Útil en áreas de difícil acceso"

¿Qué es lo que han mostrado las primeras pruebas con drones?
Hemos recolectado cientos de muestras y hemos verificado la estabilidad del sistema cuando hay vientos de más de 5 metros por segundo. Además, hemos hecho test que han verificado que las muestras recolectadas por nuestro dron coinciden con las formas tradicionales de muestreo.

¿Quién va a usar estos drones?
Nuestros compañeros científicos ya los están usando. Por los próximos 5 años creemos que serán extensamente usados tanto por toda la comunidad científica como por agencias de monitoreo medio ambiental que necesiten tomar regularmente muestras en lugares difíciles de acceder para mantener las reservas de agua potable.

¿Cuál es el futuro de la tecnología?
Ahora mismo los robots aéreos están muy bien para volar alto y tomar fotografías. En el futuro, podrán hacer mucho más mientras más cerca del suelo o del agua estén, para obtener muestras físicas del medio ambiente, instalar sensores en lugares alejados, y más generalmente para interactuar con el mundo. Estos tipos de interacciones físicas son especialmente útiles en lugares a los que las personas no pueden llegar, como por ejemplo en ríos desbordados, o lugares peligrosos, como muestras de suelo cerca del reactor nuclear Fukushima, en Japón.

Carrick Detweiler
Profesor asistente de ciencias computacionales de la Universidad de Nebraska-Lincoln y creador del dron "Co-Aerial Ecologist".
 

Los drones no son solo para tomar fotografías o videos: también monitorean la vida salvaje, ayudan a entregar paquetes y sirven como fuentes de información para la policía. Y en manos de ingenieros, estos objetos están literalmente probando el agua para su protección medioambiental.

"Estamos hablando con un grupo de ecologistas, científicos expertos en agua, y sabemos que ellos gastan una significante cantidad de tiempo recolectando manualmente muestras de agua", dice Carrick Detweiler, profesor asistente de ciencias computacionales de la Universidad de Nebraska-Lincoln.

Detweiler es el creador del prototipo de dron "Co-Aerial Ecologist", que está programado para tomar muestras de agua tóxica. "Por ejemplo, en Fermont Lakes, Nebraska, nuestros colaboradores gastan entre 10 y 14 horas colectando muestras de una docena de pequeños lagos que están a 2 kilómetros de distancia entre ellos. La mayoría del tiempo involucrado en esto se usa simplemente en tirar o subir los botes del agua. Nuestro sistema podría ir tomando muestras en cada uno de esos lagos en menos de dos horas".

Otro de estos "quadcópteros" está siendo probado por científicos de la Universidad de California en análisis de materia orgánica, por lo que ha sido llamado "ADN medio ambiental".

"Nuestro dron tiene la habilidad de posarse tanto en superficies de tierra como de agua, mientras se mantiene estable con la ayuda de su GPS, aunque haya fuertes vientos o corrientes", dice a este medio Brendan Smith, estudiante Ph.D y creador del "DNA Sampling Drone". "Este tipo de análisis es útil a través del seguimiento de especies acuáticas específicas. Actualmente, el Servicio Geológico de los Estados Unidos lleva a cabo investigaciones sobre el ADN medio ambiental para rastrear la presencia de especies invasivas de la carpa asiática en los grandes lagos y ríos cercanos. De la misma forma, puede ser usado para monitorear la presencia de especies nativas para asegurarse de que su población está creciendo en tamaños óptimos".

Desarrollado en Carolina del Norte, el sistema de avión no tripulado llamado PrecisionHawk's es de menos de un metro de largo y pesa 1.3 kilos. Puede recolectar muestras de agua y llevarlas a un laboratorio para ayudar a los expertos a buscar señales de fuga de las refinerías. La firma actualmente está buscando la forma de hacer que el dron pueda portar un espectómetro, para analizar la muestra en el mismo momento en que las toma.

"Como el mercado de las aplicaciones para las instituciones de muestreo de agua crece y se vuelve menos definido, vamos a estar habilitados para elegir las aplicaciones que sean más adecuadas para un vehículo aéreo que cuente con espectómetro", dice Ernest Earon, CEO de PrecisionHawk. "Luego, añadiremos esas aplicaciones. Los drones son fundamentales en el incremento del trabajo hecho sin el alto costo ni el aumento de la huella de carbono. La tecnología está, en este momento, minimizando y reduciendo costos tan rápido que se trata de más que de estar al día con las nuevas tecnologías. Necesitamos aprender cómo integrarlas a los sistemas existentes".