Al menos dos personas fueron abatidas en diferentes zonas del estado de Ansbach, al sur de Alemania, cuando una persona realizó disparos desde el interior de un vehículo. 

Se trata de un atacante que abrió fuego desde su Mercedes cabriolet gris plateado, explicó la policía en un comunicado. Todo comenzó con el ataque a una mujer de 84 años, de la que al parecer es pariente cercano. Poco después, el presunto asesino disparó contra un ciclista y de nuevo se dio a la fuga. 

De acuerdo a las primeras investigaciones, un agricultor y otro conductor también fueron atacados, pero consiguieron escapar ilesos.  

El periódico local "Nuerberger Zeitung" reportó que el hombre fue derribado por trabajadores de una estación de servicio en la ciudad de Bad Windsheim, después de amenazarlos con una pistola. Ellos lo derribaron, lo ataron y llamaron a la policía.