Dos personas murieron cuando la policía reprimió a cientos de campesinos que protestaban contra la expropiación de sus tierras para la construcción de un canal interoceánico en Nicaragua, denunciaron este miércoles un activista y un diputado opositor.

Las muertes habrían ocurrido en la comunidad el Tule, en el departamento de Río San Juan, al suroeste de Managua.

El dirigente organizador de las protestas en la zona, Danilo Lorío, confirmó a la AFP que vio los cuerpos de las víctimas tendidos sobre la carretera, aunque dijo que la policía les impidió acercarse a ellos.

La policía "nos atacó con bombas lacrimógenas, balas de salva, con todo", dijo Lorío.

Por su parte, el diputado Eduardo Montealegre, presidente del opositor Partido Liberal Independiente (derecha), aseguró que además de los dos muertos la represión dejó numerosos heridos.

La acción policial comenzó la noche del martes y se intensificó este miércoles en los departamentos de Rivas y Río San Juan en el Pacífico sur, y en el municipio de Nueva Guinea del Caribe sur, donde campesinos protestaban en varios tramos de la carretera.

"Tenemos conocimiento que hay dos personas tendidas en el suelo", aseguró la presidenta del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) Vilma Núñez a la radioemisora.

Núñez llamó al gobierno a "parar la represión", que según el organismo, ha dejado 50 personas contusas y heridas y un número no determinado de detenidos.

Por su parte, el líder de la comunidad de San Miguelito de Río San Juan, Franklin Briceño, relató vía telefónica a AFP que las fuerzas antimotines sorprendieron a unos mil campesinos que protestaban en El Tule desde hace ocho días.

"Hay una persecución" en la zona, la policía anda "detrás de la gente, hay cacería y arrestados", afirmó Briceño, quien acotó que en El Tule viven unos 800 campesinos que se rehúsan a ser desalojados de sus terrenos debido a las obras del Canal.

Los operativos se produjeron luego de que el lunes el dueño de la concesionaria china HKND, Wang Jing, inaugurara las obras del canal nicaragüense en medio de protestas campesinas.