La campaña de Donald Trump se polariza cada vez más.

Aunque el millonario va a la cabeza en las primarias republicanas, no es un secreto que también cuenta con cientos o miles de detractores por su discurso en contra de la comunidad latina.

Ahora, en su primer mitín en California, las protestas e incidentes que dejaron varios heridos y una veintena de detenidos, obligaron a Trump a entrar y salir de la Convención Repúblicana por la puerta trasera.

El magnate tomó esta acción a tono de broma. "Fue como cruzar la frontera", dijo entre risas.

Además volvió a insistir en el tema más polémico de su campaña. "Cuando llegue a la presidencia se contruirá un muro en la frontera que será pagado por los mexicanos", aseguró.