El día de hoy, Craig Spencer, el primer médico neoyorquino diagnosticado con Ébola, fue dado de alta del Bellevue Hospital Center, donde fue internado en Nueva York el 23 de octubre.

Durante la rueda de prensa anunciando su alta médica, Spencer agradeció al equipo médico “por el enorme cuidado y apoyo que [le] brindaron desde que [fue] ingresado el 23 de octubre”.

Además, al igual que el alcalde Bill de Blasio, Spencer pidió la no discriminación al personal médico que atiende a las personas con esta enfermedad.

El discurso del doctor finalizó con él pidiendo privacidad a los medios de comunicación: “No haré comentarios más allá de este. Por favor, enfoquen su atención donde se necesita, en el foco del Ébola”.