Escandinavia se ha vuelto durante mucho tiempo en uno de los lugares en el mundo en los que no se necesita tener dinero en efectivo para pagar. Ahora está considerando la posibilidad de ir un paso más allá y eliminar el efectivo por completo.

La Cámara de Comercio de Dinamarca está recomendando a los comercios y servicios la opción de estar completamente libre de efectivo. La propuesta debe ser aprobada por el parlamento y si es admitida los comerciantes podría comenzar a rechazar dinero en enero de 2016.

Hasta el momento, ha habido poca resistencia a la propuesta de parte de los medios de comunicación daneses, consumidores o negocios.

Los mismos comerciantes han comentado que el uso de dinero en efectivo es caro, porque toma tiempo de los empleados que lo manejen, además de que puede ser un problema de inseguridad, aunque en Dinamarca los niveles de delitos son realmente bajos.

Sin embargo, el cambio no ocurrirá de un día para otro, dicen los expertos. Todo depende de los clientes y las empresas que decidirán qué funciona mejor para ellos, informó el periódico inglés The Guardian.