Luego de que el Congreso guatemalteco retirase la inmunidad del presidente Otto Pérez, el Ministerio Público solicitó a un juzgado de turno la medida de arraigo en contra del mandatario como medida de prevención. Esto, prácticamente, imposibilita al presidente a salir del país.

La orden la dio el Ministerio Público y esta abre la posibilidad de que el Presidente sea procesado penalmente por sus escándalos de corrupción, reportó el periódico guatemalteco Prensa Libre.