Algunas de las declaraciones más incendiarias y carentes de fundamento del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, parecen basarse en un sitio web estadounidense considerado adepto a las teorías conspirativas.

Su afirmación esta semana de que "millones" de personas votaron ilegalmente en la elección presidencial del 8 de noviembre había aparecido en el sitio infowars.com, basada en un estudio desacreditado por sitios de verificación de hechos como Snopes.

No fue la primera vez que Trump repitió información publicada en infowars, un sitio operado por el locutor radial Alex Jones, conocido por afirmar que el gobierno estadounidense estuvo detrás de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Donald Trump accedió durante la campaña, en 2015, a una entrevista de 30 minutos con Jones, en la que declaró al animador: "tu reputación es increíble, no te decepcionaré".

Alex Jones se expresó al margen de la convención del Partido Republicano en julio en Cleveland (Ohio). Luego se jactó en su sitio de su influencia sobre Trump: "es surrealista hablar sobre temas aquí al aire y luego escuchar a Trump repetirlo palabra por palabra dos días después".

Durante la campaña electoral, Trump repitió afirmaciones de infowars acerca de que su rival Hillary Clinton "usó un audífono" durante los debates y que musulmanes estadounidenses celebraron durante los ataques del 11 de septiembre de 2001, ambas demostradamente falsas.

Decenas de casos en los que Trump recicla alegatos de Jones e infowars han sido documentados por el grupo izquierdista especializado en análisis de medios Media Matters for America.

- Extraterrestres en Florida -

No obstante, Trump no ha repetido las declaraciones más fantasiosas de infowars, como que extraterrestres aterrizaron en Florida o que la masacre de niños en la escuela Sandy Hook habría sido una puesta en escena, con actores, organizada para levantar apoyo por el control de armas.

Los opositores de Trump se inquietan de que un presidente pueda confiar en esos sitios para informarse.

"Mucho de lo que él (Jones) dice es simplemente un total sinsentido", dijo Angelo Carusone, de Media Matters. "Presenta un universo alternativo", añadió.

Para Carusone, no está claro si Trump cree lo que publica infowars o simplemente busca complacer a sus lectores, en cualquier caso algo perturbador.

Por ejemplo, Carusone dijo que infowars difundió historias "completamente inventadas" en las que afirma que los musulmanes estaban imponiendo la sharia (la ley islámica) en ciudades estadounidenses.

"Si el presidente cree eso y comienza a elaborar políticas basadas sobre esa creencia (...) tenemos un problema", aseveró.

Sin embargo, infowars es popular: registró 75 millones de vistas en el último mes, según la firma de medición online Quantcast.

Otras historias espectaculares --e igualmente falsas-- publicadas por el sitio incluyen acusaciones de que Clinton estaba involucrada en una red de pedofilia que supuestamente operaba en una pizzería de Washington, o que productos químicos dentro de jugos de frutas inducían la homosexualidad en los niños.

Además de la entrevista con Trump, Jones dijo haber tenido varias conversaciones telefónicas con el millonario republicano, lo que genera interrogantes acerca de su nivel de influencia en el futuro presidente estadounidense.

"Alex Jones es el más prolífico y desequilibrado teórico de la conspiración en Estados Unidos", dijo Mark Potok, experto del Southern Poverty Law Center, un grupo de defensa de los derechos civiles que vigila los movimientos que proclaman el odio sobre la base de raza, color o sexualidad.

"El hecho de que nuestro presidente electo lo trate como si fuese un pensador y crítico serio es horroroso. Este es un hombre que cree, entre otras cosas, que el gobierno es responsable del atentado con bomba en Oklahoma City, el ataque al maratón de Boston, la masacre en una discoteca en Orlando (Florida) y de otros numerosos ataques terroristas", dejo Potok.