Thorbjørn Jagland pasó este martes de presidir el comité noruego del premio Nobel de la Paz a convertirse en un simple miembro, una degradación sin precedentes en la centenaria historia del galardón.

Aunque deseaba revalidar durante seis años más su cargo, Jagland, muy cuestionado por la elección en 2009 del presidente estadounidense Barack Obama como premio Nobel de la Paz, no obtuvo el apoyo necesario del comité, y será remplazado en el cargo por el hasta ahora vicepresidente, Kaci Kullman Five.