Científicos de Guinea descubrieron mediante un estudio que los chimpancés que viven en África Occidental ingieren alcohol de manera voluntaria.

La investigación tuvo una duración de 17 años, en ella se pudo observar cómo los simios beben savia fermentada de las palmas tanto como para ponerse borrachos.

El estudio publicado en la revista científica Royal Society Open, también dio a conocer que la bebida favorita de los chimpancés analizados era el vino de palma fermentado.

Para que estos animales consigan su bebida, la mayoría de ocasiones escogen una palma y triturando un puñado de hojas, crean una especie de esponja que mojan en la savia de la palma y después la chupan.

Kimberley Hockings, de la Universidad de Oxford Brookes, junto con su equipo de trabajo  y el Centro de Investigación en Antropología en Portugal, calculó que la savia tiene aproximadamente un tres por ciento de alcohol.

Todos los chimpancés que se observaron consumiendo alcohol mostraron signos de embriaguez muy parecidos al del ser humano, como quedarse dormidos o ponerse muy alterados.

Esta es la primera ocasión que los investigadores registraron el consumo de alcohol voluntariamente por los simios y con ella han relacionado el gusto del propio ser humano, informó el canal británico “BBC”.