En junio de 1981, científicos de Estados Unidos informaron acerca de las primeras evidencias clínicas de una enfermedad conocida como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), la cual era provocada por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Más de 30 años después, de acuerdo a los más recientes datos de ONU SIDA, cerca de 35 millones de personas en el mundo padecen este virus, de los cuales 1.6 millones se encuentran en América Latina.

Investigadores de la Universidad de Leuven, en Bélgica, advirtieron que la cepa CRF19 del VIH puede convertirse en SIDA en dos o tres años, cuando por lo general toma entre seis y diez años en lograrlo. Los pacientes con esta cepa podrían comenzar a sentir los efectos del SIDA, antes de saber que tienen la enfermedad.

Los casos investigados sucedieron en Cuba, país en el que se descubrieron un número creciente de pacientes infectados con VIH que padecian SIDA en un tiempo promedio de tres años. Los resultados de su estudio fueron dados a conocer en la publicación científica Medical News Today.