En Sídney, Australia, un equipo de científicos de la Universidad de Nueva Gales del Sur descubrió cuatro volcanes submarinos que al parecer tienen unos 50 millones de años de edad.

El grupo de volcanes extintos fue descubierto a través de un mapeo en el fondo del mar, realizado con ayuda de la agencia Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization (CSIRO), a unos 250 kilómetros de la costa.

Según la investigación, los cuatro volcanes son calderas que se formaron después de una erupción volcánica. El de mayor tamaño mide de largo un kilómetro y medio y de altura 700 metros, desde la arena.

Los volcanes agrupados ocupan 20 kilómetros de largo y se encuentran a casi cinco kilómetros bajo el agua.

Iain Suthers, biólogo marino de la Universidad de Nueva Gales del Sur, aclaró que el descubrimiento se hizo mientras el equipo de investigación criaderos para larvas de langosta, informó "CSIRO".