El gobierno estadounidense anunció este lunes haber encontrado una posible forma de desbloquear el iPhone de uno de los autores de la masacre de San Bernardino sin la ayuda de Apple, en una vuelta de tuerca a este caso que ha llegado a los tribunales.

El Departamento de Justicia (DoJ) dijo que "una tercera parte" no identificada "demostró al FBI un posible método para desbloquear el iPhone de (Syed) Farook" el pasado domingo.

"Necesitamos probar este método primero para garantizar que no destruirá los datos que están en el teléfono, pero somos cautelosamente optimistas", afirmó en un comunicado la portavoz del DoJ, Melanie Newman, el mismo día que Apple presentó su nuevo teléfono, el iPhone SE.

"Por eso le hemos pedido a la corte que nos dé algo de tiempo para explorar estas opciones", agregó.