Esta semana se identificó al tercer atacante que participó en el atentado al teatro Bataclan en el que murieron más de 80 personas y que ocurrió el pasado 13 de noviembre en París.

Se trata de Foued Mohamed-Aggad, de 23 años, quien disparó a las personas que disfrutaban del concierto Eagles of Death Metal y luego se hizo estallar con un cinturón suicida.

Saïd Mohamed-Aggad, padre del terrorista, habló con el periódico "Le Parisien" sobre los asesinatos perpetrados por su hijo. "¿Qué ser humano puede hacer lo que hizo?", manifestó el progenitor.

El hombre fue más allá y aseguró:


Mohamed-Aggad agregó que sabía que su hijo se había radicalizado y que pensaba que este moriría en Siria o Irak, no que cometería atentados terroristas.