El sacerdote católico Julio Grassi, que fue condenado en 2009 a 15 años de prisión por pedofilia, ahora sumó otra condena. Dos años de cárcel por malversación de fondos, según la sentencia del tribunal que lo juzgó.

Tras un breve juicio, el Tribunal Oral en lo Criminal 3 de la ciudad de Morón (periferia oeste) condenó a Grassi, de 60 años, a dos años de cárcel en suspenso por haber utilizado para pagar el alquiler de la casa donde vivía fondos de la fundación Felices los Niños que él dirigía.

La fiscalía había pedido cuatro años de prisión pero el Tribunal le aplicó la pena mínima contemplada para este delito, dos años.

Cura argentino Julio Grassi

AFP

Foto:

La denuncia contra el cura se inició a raíz de una deuda que mantenía con un hombre que desde 2002 le alquiló una casa con parque de 7.200 metros cuadrados, llamada "La Blanquita", en la periferia de Buenos Aires, enfrente de la sede de la Fundación Felices Los Niños, que debió dejar al verse envuelto por un escándalo por denuncia de abuso sexual.

En octubre de 2002 un joven de 19 años relató en un programa de televisión cómo había sido abusado por el sacerdote cuando tenía 15 años y vivía en la Fundación Felices los Niños, de la que Grassi era responsable.

En 2009, Grassi fue condenado a 15 años de prisión por abuso sexual agravado contra un menor, pero gozó de libertad condicional hasta que fue detenido en 2013 luego de que el fallo fuera ratificado en tres instancias.

Cura argentino Julio Grassi

AFP

Foto:

En otros dos casos, el año pasado la justicia revocó su absolución.

Grassi tuvo vínculos con el poder político en la década de 1990 y la fundación brindaba atención a unos 6.000 menores con donaciones en dinero de actores, presentadores de televisión y políticos, debido a la alta exposición mediática de su conductor.