La delegación cubana calificó la primera sesión de las conversaciones con representantes del gobierno de Estados Unidos en La Habana como “una mañana provechosa”, aunque ha aflorado el “desacuerdo sobre algunos temas”. 

Gustavo Machín, subdirector para EE. UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, les comentó a periodistas que el inicio del diálogo ha sido dedicado a tratar la cuestión de la migración. 

Machín añadió que imperaron la “fluidez, apertura y el enfoque constructivo”. 

No obstante, el represen tante cubano agregó que aflo- raron las diferencias de enfoque cuando los anfitriones expresaron su “preocupación sobre la Ley de Ajuste Cubano y la política de pies secos y pies mojados”.

En opinión nuestra, es el principal estímulo para la emigración ilegal desde Cuba hacia EE. UU.”, afirmó.

La política de “pies secos, pies mojados” dispone que los cubanos que pisan suelo estadounidense pueden quedarse y solicitar la residencia permanente un año después. Los interceptados en el mar son devueltos. 

En el considerado encuentro de más alto nivel entre ambos países en décadas, di plomáticos cubanos recibieron a los enviados de Washington.

Encabezados por la secretaria de estado adjunta para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, la diplomática estadounidense de más alto rango que visita Cuba en más de 30 años.

Las conversaciones están encaminadas al restablecimiento de relaciones diplomáticas, como anunciaron los presidentes Barack Obama y Raúl Castro el pasado diciembre.

El martes, en su Discurso del Estado de la Unión, Oba- ma le pidió al Congreso el levantamiento del embargo