Con aumento de precios y bancos abiertos. Así despertó este día Grecia, después de que las instituciones financieras del país permanecieron 21 días en paro de actividades. 

Las restricciones continúan. Los griegos podrán tener solamente sacar 60 euros al día por tarjeta. Ahora, se añadió un límite semanal de 420 euros, con lo que, el usuario que no retire en un día, podrá retirar 120 euros 24 horas después. 

Hoy también entró en vigor el aumento al IVA del 13% al 23%, lo que afectó los precios de bienes esenciales en el consumo cotidiano, así como algunos servicios. Se espera que el próximo mes de agosto aumente el precio del transporte público. 

Grecia también comenzó hoy a pagar a sus acreedores. Depositó cuatro mil 200 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE) y dos mil millones al Fondo Monetario Internacional, esto, debido a un crédito que recibió el pasado viernes de siete mil 160 millones de euros de la Unión Europea.