El gobierno de Corea del Norte ordenó retrasar todos los relojes 30 minutos, para establecer su propia zona horaria. 

Así lo ordenó el líder del país, Kim Jong-un, con el fin de crear la "Hora de Pyongyang", su propio huso horario. El país asiático retrasará todos sus relojes 30 minutos de forma indefinida para abandonar el huso horario que comparte con Japón y con Corea del Sur, informó el periódico británico "The Guardian".

Por lo tanto, su hora oficial setá +8.5 GMT y no +9GMT, como lo es en la actualidad. El cambio coincide con el 70 aniversario del fin del dominio colonial japonés en la península. De hecho, las dos Coreas utilizaban esta hora antes de la invasión japonesa, pero una vez que se convirtió en territorio del Imperio Japonés, Tokio los obligó a adelantar 30 minutos su huso horario, para que coincidiera. 

"Los malvados imperialistas japoneses cometieron crímenes imperdonables y hasta privaron a Corea de su hora estándar mientras pisoteaban sus tierras de más de cinco mil años de historia", informó la agencia KCNA al anunciar la modificación.