Andreas Lubitz, copiloto de la aerolínea Germanwings, quien estrelló el avión Airbus 320 el pasado 24 de marzo en los Alpes franceses, buscó en Internet acerca de depresión maníaca con el apodo Diablo del Cielo, “Skydevil” en inglés.

Según el periódico alemán “Bild”, citando a las fuentes fiscales de Düsseldorf, Lubitz se dio de alta en su "tablet" como “Skydevil” y desde ahí realizó las búsquedas.

Entre el 16 y 23 de marzo Lubitz, días antes del accidente, buscó datos sobre medidas de seguridad de la cabina de avión, así como información sobre trastorno bipolar y depresión maníaca.

La revista Der Spiegel señaló que Lubitz estaba siendo atendido por al menos cinco doctores antes de la tragedia, que son quienes ya entregaron los informes médicos a la fiscalía.

La Fiscalía de Düsseldorf afirmó que antes de obtener la licencia de piloto, Andreas Lubitz había estado bajo supervisión de psicoterapeutas debido a sus tendencias suicidas.