El Parque Estatal Cráter de Diamantes en Murfreesboro, en Arkansas es el lugar en el que la diversión consiste en pagar por entrar y tener la oportunidad de conseguir un diamante.

Según exponen en su página web, John Wesley Huddleston fue quien encontró los primeros diamantes en el lugar en 1906. El hombre envió los primeros diamantes a diversos lugares para corroborar su autenticidad hasta que descubrió que eran diamantes finos.

En 1972 el lugar fue nombrado parque estatal, el único en su clase en el mundo. En él se han descubierto más de 75 mil diamantes, entre ellos uno de 40.23 quilates.

Dicho parque también cuenta con otras actividades como pesca, observatorio de animales como pavos, ardillas, entre otros. Además, se puede acampar en el lugar.

El precio de entrada es de siete dólares los adultos y cuatro dólares los niños. El lugar también renta diversas herramientas para excavar y buscar los diamantes.

Esta semana trascendió la noticia de un hombre que encontró un diamante de 2.01 quilates en el parque, tras comenzar su búsqueda en el terreno luego de intensas lluvias, según reseñó CNN.