Entre los yates lujosos del mundo, sin duda, Xhibitionist tiene un lugar aparte.

Este yate, diseñado por el suizo Eduard Gray, está valuado en dos y medio millones de dólares. Cuenta con: un espacio para exhibición de automóviles, un piano Steinway, una sala de máquinas con motoros expuestos a través de paredes de cristal, paneles solares, un helipuerto con espacio para 3 naves, un jacuzzi; entre otros lujos. 

"Como su nombre y apariencia poco convencional pueden sugerir, este no es un yate ordinario", se lee en Gray Desing, la página oficial del diseñador Eduard Gray. "A diferencia de un yate privado, este se ha diseñado para desenfrenadamente, sin vergüenza y sin pudor, robar el show".

En la galería encontrarán imágenes del interior del Xhibitionist.