Una bebé que murió a los pocos días de nacida en Reino Unido se convirtió en la donadora de órganos más joven, a la vez que salvó a dos vidas, reseñó el diario británico Daily Mail.

Según ese medio, sus riñones e hígado fueron transplantados a dos pacientes. No se ha identificado a la menor ni a sus padres.

Se indicó que la bebé nació vía cesárea en el Hospital Hammersmith, en Londres. Asimismo, se especificó que esta pesó 3,1 kilogramos (7 libras). Sin embargo, nació enferma debido a que su cerebro no recibió el oxígeno necesario durante el embarazo.

Seis días luego de que la bebé nació y se confirmó su muerte se hizo el procedimiento de retirar sus órganos, este se llevó a cabo en el Servicio Nacional de Recuperación de Órganos.

En la galería de imágenes encontrarán las tasas de transplantes en diversos países. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.