El pasado nueve de abril, una mujer de La Plata, ciudad ubicada en Argentina, fue condenada a una pena de seis meses de prisión, por golpear dos ocasiones seguidas a su hijo que en ese momento tenía 11 años, con una sandalia.

La jueza correccional de La Plata, Miriam Ermili, dictó el fallo con el sistema de juicio abreviado, en que se permite a las partes involucradas ponerse de acuerdo con respecto a la pena que debe ser aplicada. El veredicto de la magistrada Ermili estableció que el 18 de diciembre de 2011 la acusada, tras insultar a su hijo, lo agredió físicamente con una sandalia, situación que se repitió al otro día por la mañana.

Según informes del periódico argentino El Día, el hecho ocurrió en la vivienda en la que la mujer habitaba con el menor, quien tras el hecho, decidió mudarse con su padre. La pareja se encontraba divorciada.

La acusada deberá abstenerse, en caso de tener que aplicar correctivos sobre la conducta del niño, de reiterar castigos corporales que impliquen violencia.