Mark Berndt es un maestro de 63 años que enseñó por 30 años en Los Ángeles. Su comportamiento fue expuesto en 2012: obligaba a niños a comer galletas con su semen.

Lo delató un empleado de farmacia, que vio las fotos en las que los niños aparecían en actos de estilo "bondage", informó el portal Gawker. Berndt comenzó con sus perversiones desde los años 80, en las que se ven fotos de los niños con los ojos vendados comiendo galletas con esta sustancia, tragándola también con una cuchara y con cucarachas encima.

Sus víctimas fueron 81 y por años fueron ignoradas. Lo mismo que las reclamaciones de que Berndt se masturbaba delante de los estudiantes, en los años 90. Muchas de sus víctimas pertenecían a familias de inmigrantes ilegales que temían ser deportadas. Por eso tampoco denunciaron.

Por esta razón, Berndt fue condenado a 25 años de prisión en los últimas días. Un exjuez fue asignado para repartir 140 millones de dólares para indemnizar a las familias de los niños.

En la galería: maestros que han abusado de sus alumnos. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.