Una investigación de la cadena televisiva británica, BBC puso en evidencia las pobres condiciones de trabajo de los empleados de la fábrica de Apple, ubicada en China.

Según el equipo que ingresó de manera secreta en la fábrica de productos, específicamente la línea de producción del iPhone, Apple rompe con toda promesa de seguridad laboral.

Uno de los reporteros encubiertos fue obligado a trabajar 18 días consecutivos (sin descanso) y la mayoría de empleados son forzados a trabajar hasta 12 horas al día. por lo que varios aparecen en el video quedándose dormidos.