La Asociación Islámica está interesada en construir un cementerio en la ciudad Farmersville, en Texas, Estados Unidos, lo que ha ocasionado gran alboroto entre los locales de la región.

Miles de residentes están tratando de convencer a los líderes de la comunidad para bloquear el proyecto.

Tanta es la preocupación de la gente que han amenazado con echar sangre de puerco a la tierra y colocar cabezas de cerdo en el terreno, para que los musulmanes no se atrevan a comprar la tierra.

Algunos locales creen que el cementerio sería un paso para que los musulmanes pudieran expandirse un poco más en la ciudad.

El terreno esta localizado a 41 kilómetros del lugar donde en mayo hubo un atentado fuera de un concurso de caricaturas donde se satirizaba al profeta Mahoma.

La propuesta aún tiene que ser aprobado por la comisión de planificación y zonificación antes de que sea votada por el concejo municipal, informó la cadena "CBS".