Los dos mayores partidos políticos estadounidenses abrieron este lunes en Iowa sus procesos internos para escoger a sus candidatos a las elecciones presidenciales de noviembre, en el inicio de un largo camino que se completará recién en junio.

La exsecretaria de Estado Hillary Clinton encabeza los sondeos en el partido Demócrata, pero es seguida muy de cerca por el senador "socialista" Bernie Sanders.

En el bando Republicano, el millonario Donald Trump intenta sacudirse la amenaza del senador ultraconservador Ted Cruz, figura de la derecha religiosa.

Iowa, el pequeño estado rural en el centro de Estados Unidos, da la puntada inicial al complejo proceso de las primarias estadounidenses. Entre los republicanos el voto es secreto, mientras que los demócratas formarán grupos por candidatos para adjudicarse delegados.

Un total de 12 candidatos republicanos y tres demócratas están en la carrera para suceder al presidente Barack Obama. Los comicios están previstos para el 8 de noviembre.

En la próxima semana, las primarias partidarias continuarán en el estado de New Hampshire.