El año nuevo chino entró este 19 de febrero y en este 2015 corresponde al signo de la cabra en el horóscopo chino. Astrólogos de todo el mundo concuerdan que este será un año que "inspirará cambios".

Sin embargo, la historia nos ha revelado una extraña coincidencia: durante los últimos tres "años de la cabra" Estados Unidos ha lanzado una operación militar o de inteligencia en Irak.

A continuación explicamos un breve recuento

1. El 16 de julio de 1979, Saddam Hussein pasó de ser un integrante del gobierno con una fuerte presencia a ser el primer mandatario de Irak, esto tras la renuncia oficial del presidente iraquí Ahmed Hassan al-Bakr. El movimiento insurgente de Hussein fue apoyado por Estados Unidos a través de la CIA como un plan para atacar a Irán, según relata el sociólogo estadounidense Immanuel Wallerstein, al periódico mexicano La Jornada. 

2. El 12 de enero 1991, el Congreso de Estados Unidos autorizó la solicitud del Presidente George Bush (padre)  para usar la fuerza militar en la Guerra del Golfo. Cuatro días más tarde se lanzó la operación militar "Tormenta del Desierto", con la que Bush bombardeó Irak en respuesta a que Hussein invadió y anexó el territorio de Kuwait. Uno de los principales argumentos para esta operación fue que el gobierno iraquí tenía en su poder armas de destrucción masiva.

3. 2003: La invasión de Estados Unidos y la Coalición Internacional a Irak comienzó el 20 de marzo. Esto es parte de la Guerra en contra del Terrorismo declarada por el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush. El 1 de mayo de ese año, Saddam Hussein es derrocado tras 24 años en el poder y permanecerá desaparecido hasta el 13 de diciembre que es capturado y llevado a juicio.

4. 2015: Ahora los protagonistas son el Presidente Barack Obama y el grupo terrorista Estado Islámico. El pasado 11 de febrero el Presidente Obama envió una solicitud al Congreso de los Estados Unidos para que apoyara su "guerra" en contra de ISIS. En esta ocasión dejó en claro los límites que tendrá, entre los cuales destaca que "no será una operación en tierra; más bien se brindará entrenamiento a las fuerzas kurdas que combaten a Estado Islámico en Irak y Siria. Los únicos ataques serán aéreos y serán con el fin de detener la expansión de ISIS"; detalló el Presidente.