Un niño de dos años de edad desapareció en las orillas de la laguna "Seven Seas" en el lujoso Grand Floridian Resort & Spa de Disney World, tras ser atacado por un cocodrilo. Esta es la más reciente tragedia sucedida en Orlando, Florida. 

"En este momento vamos a traer a algunos ojos frescos para continuar con la búsqueda", dijo Jeff Williamson, jefe de la Comisión para la Conservación Pesquera y de Vida Animal de Florida; sin embargo añadió. "Prepárense para lo peor, pero esperemos lo mejor". 

Los equipos de búsqueda encontraron cuatro cocodrilos en el lago, pero no hay rastro del menor. 

De acuerdo a la oficina del Sheriff del condado de Orange, incluso se está utilizando un sonar para buscarlo en el lago artificial; además de un helicóptero y un equipo de buceo integrado por 10 personas. 

Este es el lujoso hotel 

Este es el lujoso hotel 

Disneyworld.disney.go.com

Foto:

Las posibilidades de un rescate exitoso se desvanecen conforme avanza el tiempo. Para Nick Wiley, director ejecutivo de la Comisión para la Conservación Pesquera y de Vida Animal, no se renuncia a la esperanza de encontrarlo con vida. 

La familia del menor es originaria de Nebraska, Estados Unidos, y se encontraban de vacaciones en Orlando. El ataque se dio en una zona con bastantes letreros de "Prohibido nadar". Se cree que el cocodrilo medía entre 1.2 metros y 2.1 metros de largo, pero se desconoce su tamaño exacto. 

Cuenta con una bañera de hidromasaje

Cuenta con una bañera de hidromasaje

Disneyworld.disney.go.com

Foto:

Este resort, Grand Floridian, es un hotel de lujo que pertenece a Disney. Ante los hechos, Jacquee Whaler, vicepresidenta de Walt Disney World Resort, informó que todo el mundo estaba consternado por la noticia y que la empresa ayudaría a la familia. 

Una tragedia más en Florida

La desaparición de este niño es la más reciente tragedia en el lugar. El pasado viernes por la noche, fue asesinada la cantante Christina Grimmie, de 22 años de edad. Ella había sido concursante del reality show "The Voice", quedando en tercer lugar en la sexta temporada. 

La noche siguiente, el atacante Omar Mateen entró armado con un rifle y una pistola al bar gay "Pulse" y cometió la peor masacre en la historia estadounidense, que dejó un saldo de 49 víctimas y 53 heridos; para después ser abatido por la policía.