Cancilleres de 21 países que conforman la coalición internacional contra el Estado Islámico (ISIS) se reunieron para debatir la forma de frenar a los yihadistas que están amenazando al mundo.

La cita, organizada por Philip Hammond y John Kerry, responsables de la diplomacia de Reino Unido y Estados Unidos, respectivamente, se llevó a cabo en el edificio de Lancaster House en Londres.

Al final del encuentro, ambos funcionarios ofrecieron una rueda de prensa donde afirmaron que tardarán un año o dos años para que las tropas iraquíes estén lo  suficientemente bien capacitadas para enfrentar a ISIS.

“En la reunión hemos confirmado nuestra determinación para derrotar no sólo al Estado Islámico, sino a la ideología que le subyace. No sólo en Irak y Siria, sino en cualquier lugar donde se encuentre”, señaló Philip Hammond.

Por su parte, John Kerry, reiteró que la amenaza del Estado Islámico no es un problema de Siria ni de Irak, sino global. Y resaltó la necesidad de combatir la “ideología” y el poder de “reclutamiento” de esta organización.

De acuerdo al sitio The Guardian, en la reunión también se abordaron la forma de poner freno al flujo de dinero y militantes desde los países occidentales a las filas de ISIS, y la intención de comprometer a los países aliados para participar en la lucha armada y en la ayuda humanitaria sobre el terreno.