Hillary Clinton admitió que el usar su correo personal cuando era secretaria de Estado fue una mala idea, esto al ser cuestionada por periodistas en Iowa, Estados Unidos.

Clinton aseguró que el Departamento de Estado permitía el uso de cuentas personales. Sin embargo, detalló que claramente “no fue la mejor opción”.

La exsecretaria de Estado admitió que debió tener dos cuentas, una personal y una de negocios, por lo que asumió la responsabilidad, informó el periódico estadounidense "The New York Times".

Clinton confirmó que hizo entrega de toda la información relevante. “Este proceso probará que yo nunca envié o recibí algún email clasificado”, dijo la candidata.

Hasta ahora informes han señalado que al menos 30 correos electrónicos se han considerado potencialmente clasificados.