Un equipo de científicos neerlandéses encontró restos de huellas de agua "sorprendentemente recientes", de acuerdo a una investigación publicada en la revista "Nature Communications".

Los investigadores de la Universidad de Utrecht, en Países Bajos, encontraron que el cráter "Istok" tiene barranchos bien definidos, los cuales fueron formados por el paso de corrientes líquidas hace un millón de años, como tiempo máximo. Aunque pareciera mucho tiempo, es poco comparado con la formación del Planeta Rojo, la cual ocurrió hace cuatro mil 500 millones de años, de acuerdo a información de la NASA.

"En la Tierra, si uno ve agua líquida, se puede predecir que hay vida casi con el 100% de certeza. Pero no sabemos si en Marte existe la misma relación", comentó Tjalling de Haas, autor principal del estudio, de acuerdo a información del periódico español "ABC".