Una persona murió en enfrentamientos entre grupos armados en el norte de Malí y el aeropuerto de Gao permanece cerrado tras un ataque yihadista perpretado esta semana, indicaron responsables este viernes.

Los enfrentamientos ocurrieron el jueves entre las ciudades de Tessit e Intillit, entre grupos de milicias no identificadas, indicó un responsable que solicitó el anonimato.

Mientras tanto, la Misión de Naciones Unidas en Malí (Minusma) indicó que el aeropuerto de Gao, importante centro de conexiones aéreas locales, permanece cerrado tras un ataque yihadista ocurrido el martes.

En esa oportunidad, un kamikaze murió tras la explosión de su vehículo cerca del aeropuerto, sin causar otras víctimas, pero sí daños materiales.

La bomba dañó galpones prefabricados usados por los aviones de la Minusma, proyectando además fragmentos sobre la pista y obligando a cerrar el aeropuerto, indicaron los cascos azules.

En octubre, un kamikaze murió al activar los explosivos que llevaba, al paso de una patrulla de cascos azules suecos en Tombuctú, sin causar heridos.

Desde marzo de 2012, el norte de Malí se encuentra en manos de grupos yihadistas vinculados a Al Qaida, tras los reveses sufridos por las fuerzas armadas del país africano frente a la rebelión tuareg, inicialmente aliada a ese grupo que luego los expulsó.