Al menos 300 personas resultaron heridas tras el choque de dos trenes cerca de Johannesburgo, la ciudad más grande de Sudáfrica.

El accidente ocurrió cerca de la estación Booysens al sur de la ciudad. Hasta ahora, no se han hecho reportes inmediatos de fallecidos.

Asimismo, Santi Steinmann, portavoz de  Netcare 911, aclaró que al menos 250 personas ya habían sido trasladadas a distintos hospitales y que aún hay varias víctimas, por lo que el número podría aumentar.

Las causas del choque siguen siendo desconocidas. Añadido a esto, Russel Meiring, portavoz del servicio paramédico de emergencia Er24, dijo que la probable causa del accidente fue el fuerte choque que se produjo entre los dos trenes que ocasionó que uno de ellos se descarrilara y se volcara.

Meiring aseguró que cuando los paramédicos llegaron al lugar, la gente corría desesperada y gritaba deseperadamente por ser atendida, informó el periódico africano “News24”.