Funcionarios en China decidieron utilizar drones para evitar que los interesados en ingresar a las universidades hagan trampa.

La nueva tecnología es utilizada por el Ministerio de Educación en Luoyáng, en un intento por frenar a los estudiantes que engañan al sistema para ingresar a la universidad.

Los drones silenciosos serán utilizados para monitorear a los estudiantes durante los exámenes de admisión, conocidos como “gaokao”, realizados cada año por más de nueve millones de adolescentes.

Los dispositivos que pueden volar durante un máximo de media hora, harán rotaciones de 360 grados, para escanear las aulas donde se realicen las pruebas y determinen exactamente el lugar donde se este haciendo algún tipo de trampa.

La aplicación de los “gaokao” tiene una duración de dos días; los resultados que se obtienen de ellos representan gran importancia para las carreras y trayectorias futuras de cada uno de los aspirantes, por esa razón muchos estudiantes hacen trampa.

Estos equipos son la última arma empleada por las autoridades contra el engaño, no solo de los estudiantes, sino también de padres y maestros, informó el periódico chino “People Daily Online”.