El dentista Walter Palmer acusado de asesinar a Cecil, uno de los leones más famosos de África, (y protegido), se ha puesto en contacto con las autoridades después de días de no hacerlo.

Funcionarios del Servicio de Pesca y Vida Silvestre confirmaron que un representante de Palmer los contactó la noche del jueves.

Al parecer el cazador está cooperando con las autoridades sobre todo lo relacionado a la investigación de la muerte de Cecil.

El Servicio de Pesca y Vida Silvestre buscó a Palmer ya que es uno de los encargados sobre la investigación junto con el Departamento de Justicia de Estados Unidos que también está investigando el caso.

Por su parte, funcionarios de Zimbabwe, África, declararon que desean la extradición de Palmer para que también enfrente cargos en el país, informó el portal web "TMZ".