Las autoridades de Catar dieron el día libre este martes a sus habitantes para animarlos a hacer ejercicio, una iniciativa lanzada para combatir la obesidad, que aumenta rápidamente en el emirato.

En la Jornada Nacional del Deporte tuvieron lugar distintas actividades deportivas, desde partidos de voley-playa y práctica de musculación, hasta el visionado, -cuestión de motivar-, de la película "Rocky". Los eventos contaron con la presencia de leyendas deportivas como la atleta británica Dame Kelly Homes, doble medalla olímpica en 800 y 1.500 metros.

La agencia oficial QNA indicó que el exemir, el jeque Hamad ben Jalifa, participó en una marcha en Doha. 

Según los primeros resultados de un estudio médico, del instituto médico Qatar Biobank, el 73% de los cataríes y expatriados con muchos años en el país son obesos o sufren sobrepeso. Realizado sobre una muestra de 1.200 personas, el estudio constata que el 76% de las mujeres y el 70% de los hombres corren el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Solo dos habitantes de cada 10 practican deporte un mínimo de una vez por semana, y el problema es tan grave que la agencia de auditoría PwC ha recomendado al gobierno que imponga tasas a los productos alimenticios más grasos.

El director del Qatar Biobank, Hadi Abdelrahim, considera que se trata de una situación propia de un "modo de vida" típico de un país que se desarrolla rápidamente". 

El problema no solo afecta a Catar, sino también a las otras monarquías del Golfo, con poblaciones que utilizan masivamente sus vehículos para desplazarse, trabajan sentados o pasan muchas horas delante de la pantalla.

La Jornada Nacional del Deporte, organizada por cuarta vez, trata de promover un estilo de vida saludable, pero no es suficiente, según el jefe del comité olímpico de Qatar, el jeque Saud Al Thani, ciclista asiduo.